Crece el “factor copyright” en redes sociales

La acumulación de asuntos variopintos de derechos de autor, semana tras semana, involucrados en la operación de redes sociales y sitios de internet, marca pauta para considerar que cada vez más los temas de propiedad intelectual llegan hasta los estratos más bajos del conocimiento popular. Nada que lamentar, al contrario; los asuntos que antes eran materia reservada a especialistas hoy se discuten en las redes sociales, en las sobremesas y en las salas de juntas tanto de empresas Pymes como de grandes corporativos.

La magia de las redes sociales -con el traslado de poder que supone la supresión de los generadores y diseminadores tradicionales de información a favor de la comunicación horizontal comunitaria-, ha multiplicado exponencialmente las posibilidades de que una obra sea usada, transmitida, ejecutada, producida o modificada en las formas más inesperadas. Las formas tradicionales del derecho de autor, que implicaban usualmente un filtro profesionalizado que cuidaba usos no autorizados, se encuentra desbordado por estas novedosas formas de comunicación. Ello plantea, sin duda, la necesidad de reinterpretar principios que se mantuvieron inmutables por siglos, y que en estos escenarios resultan rígidas e inconsecuentes.

La polémica surgida por la reclamación dirigida por David Slater por la fotografía tomada de sí mismo por un mono macaco, respecto de la cual alega poseer derechos de autor, es sólo una muestra de las innumerables situaciones que se pueden producir en el supuesto de “la obra sin autor”. ¿Quién acaba siendo autor de un “meme” modificado y reenviado millones de veces alrededor del mundo? ¿Quién es el autor de una fotografía tomada por una secuencia aleatoria en un paisaje, modificada discrecionalmente por un programa de computación?

Una reclamación del mismo tenor, dirigida la semana pasada contra twitter por el periodista Jess Hurd, da cuenta de la inminencia de la multiplicación del “factor copyright” en las redes sociales. La molestia del autor se basa en que su mensaje original, consistente en un llamado a la paz en el conflicto Israel-Palestina, fue modificado sin autorización para dar pie a una frase en apoyo de Hamas, desvirtuando totalmente la pretensión inicial de su creador. Hay que recordar que, entre los privilegios del creador se encuentra la potestad de decidir el alcance en la difusión de la obra y su inmodificabilidad, cuestiones que en un entorno de redes sociales lucen como francamente inobservables.

Otra reclamación igualmente representativa es la de David Anasagasti, reconocido autor callejero que ha acusado a American Eagle de la utilización no autorizada de sus dibujos en vía pública para ilustrar publicitariamente su sitio de internet. Su queja se basa en dos motivos, primero, el desprestigio que para él supone que la gente asuma que vende su arte a una marca; segundo, que la exhibición de su obra en la vía pública no limita en forma alguna sus derechos.

Por el momento, la fórmula de escape que los administradores de redes sociales ofrecen para curar violaciones de derechos de autor, al bajar las obras cuando se recibe una reclamación, no deja satisfecho a nadie

Fuente: http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/crece-el-factor-copyright-en-redes-sociales.html

Anuncios

¿Por qué a las redes sociales les ha dado por venderte cosas?

Hace tan solo una semana, saltaba la noticia: Facebook está experimentando con un botón para comprar directamente los productos anunciados en la red social. No es la única. Twitter también anda haciendo pruebas con un botón de ‘Buy now’, pero ¿para qué? ¿Acaso quieren hacerle la competencia a Amazon?

Amazon solo hay uno, y ninguna de las redes sociales mayoritarias pretende quitarle el puesto (al menos de momento). Solo quieren compartir con el gigante de las ventas online un trozo del apetitoso pastel del comercio electrónico, que precisamente podría crecer gracias a sus incorporaciones.

Cada una de ellas parece tener claro cuál sería su papel en el sector: Amazon será tu supermercado, Facebook un centro comercial personalizado y Twitter lo más parecido a un mercadillo. Simplificando, claro.

Amazon sigue siendo el rey

Los chicos de Bezos llevan años en el negocio, así que es difícil que una red social venga ahora a destronarles. El universo Kindle es como tu tienda de confianza: entras en busca de algo, lo compras y te vas. Eso sí, Amazon está tratando por todos los medios de que lo compres todo allí. Con el Fire Phone, el ‘smartphone’ que acaba de lanzar la compañía, es muy sencillo identificar un objeto que te guste (o un vídeo o una canción) y terminar pasando por caja.

Twitter, por su parte, no parece tener muy afinada su estrategia de ‘ecommerce’ o, al menos, la lleva muy en secreto. Lo único que descubrieron unos usuarios es que los tuits de Fancy, una plataforma de comercio electrónico, llevaban ese nuevo botón que podría revolucionar la red social de los 140 caracteres.

No obstante, la red de ‘microblogging’ tiene todos los ingredientes para ser un batiburrillo de productos que amenazan con llenar tu ‘timeline’ de venta ambulante. Si ya tienes que soportar a periodistas y gurús pidiendo que leas su último y genial artículo, súmale ahora tuits –patrocinados, seguramente- para que también compres sin parar.

width=

Facebook parece tener más definida la estrategia de su más que probable paso al comercio electrónico. De hecho, no se trata del primer intento de los de Zuckerberg de dar el salto al mundo de las ventas. Ya en 2012 experimentaron con unos créditos que, a modo de moneda virtual, permitían a los usuarios comprar y vender artículosen la red social (especialmente juegos).

Facebook sería, en este mundo de las ventas online, un centro comercial: entras a pasar la tarde, como el que va a dar un paseo al parque pero rodeado de tiendas. Tiendas muy especiales. Tiendas personalizadas en las que solo encontrarás cosas que te gusten, en función de lo que hayas comprado previamente y de lo que haya captado tu atención en la Red de redes.

Ni se te ocurra dar un paso

Tanto la experiencia personalizada de Facebook como el más que probable caos comercial de Twitter tienen un claro objetivo: que no salgas de la red social correspondiente. Por eso los botones con los que andan experimentado ambas plataformas permiten comprar directamente, sin moverte de tu cómodo perfil.

Y esto nos lleva a otro de sus objetivos. Para hacer que las compras sean extremadamente sencillas (tanto como hacer un par de clics, uno en “Comprar” y otro en “Confirmar”), Zuckerberg y Costolo necesitarán el único dato que, hasta ahora, no les has dado: el número de tu tarjeta de crédito. Recuerda que por WhatsApp se pagaron 14.000 millones de euros y solo era tu número de teléfono…

Y no se trata solo de tener más información sobre ti o querer que pases la mayor parte de tu tiempo entre sus brazos, viendo fotos y comprando de todo. Hay algo más: el otro gran beneficiario es el anunciante, al que Facebook y Twitter podrán cobrarle otro poquito por incluir el botón de las compras sencillas.

¿Qué puede salir mal? Que no compres porque no te fíes, pero eso es cuestión de tiempo.

 

Fuente: http://www.tecnoxplora.com/redes-sociales/que-redes-sociales-les-dado-venderte-cosas_2014072900286.html

Consejos para gestionar la amistad en Facebook

 Día Internacional de la Amistad, que la ONU celebra cada 30 de julio. Y nunca había alcanzado la amistad un nivel de contacto como el que vive hoy en día gracias a las redes sociales. Desde luego que hay muchas redes sociales populares actualmente, como Instagram, Twitter o Pinterest, pero no se puede negar que si hay una red social en la que tenemos más amigos conocidos y es especialmente popular, esa es Facebook.

   La naturaleza viral de Facebook y la devaluación del concepto tradicional de “amistad” hacen que en esta red social cada vez tengamos más contactos y que habitualmente establezcamos lazos con gente que realmente no conocemos. Por eso, con motivo de la celebración de este día resulta conveniente pararse y reflexionar sobre cómo actuamos y cómo debemos actuar en las redes sociales.

   Aquí hemos recogido varios consejos ofrecidos por proveedor de ‘software’ de seguridad ESET España. Todos ellos son recomendaciones a la hora de aceptar la amistad de personas desconocidas en las redes sociales, aunque como recuerda Josep Albors, director del laboratorio de la compañía “lo más seguro es tener sentido común: si no se nos ocurre hablar con desconocidos en la calle, ¿por qué lo hacemos en las redes sociales?”.

“VREI SA FII PRIETENUL MEU?”

   No hablas rumano ni lituano, ni has viajado nunca por la zona, pero de repente una solicitud de amistad en uno de esos idiomas y una foto de una chica (o un chico) despampanante te colma de felicidad. Lo más probable es que esa persona no quiera tu amistad sino tu dinero. Cuidado con las estafas, que cada vez están más evolucionadas en este sentido.

“NO ME GUSTAN LAS COMPAÑÍAS DE MI HIJO”

   Este era uno de los argumentos típicos de los padres de hace años. Hoy en día, los progenitores no controlan tanto las amistades de sus hijos porque sencillamente no siempre las ven. Atención a pederastas y pedófilos camuflados que piden fotos de los niños haciéndose pasar por amigos. Cuidado también con otros tipos de delincuentes que, pretendiendo tener amistad con los chicos, les sacan información personal, como la dirección o las fechas de las vacaciones para saber cuándo la casa está vacía y poder realizar otras fechorías.

“SI ERES MI AMIGO, CONSEGUIRÁS GRANDES DESCUENTOS”

   Muchas veces, especialmente teniendo en cuenta la coyuntura económica que vivimos, confiamos excesivamente en solicitudes engañosas de supuestos amigos -o, aún más habitual, páginas falsas- que nos van a proponer negocios o “chollos” imposibles, como adquirir una tablet por 100? aunque en el mercado tenga un precio de 500?. Es muy probable que acabemos sin tablet y sin dinero, por lo que hay que ser especialmente cauto ante ofertas escandalosas, especialmente si desconocemos la fuente.

“POR SER UNO DE MIS AMIGOS MÁS CERCANOS, TE ENVÍO EL ÚLTIMO DISCO DE U2 ANTES DE QUE SE PUBLIQUE”

   Atención a los enlaces provenientes de supuestos amigos que no conocemos. Puede ser acceso a información privilegiada, aplicaciones para saber “quién habla mal de ti en Twitter”, herramientas para espiar conversaciones de Whatsapp* desconfía de cualquier tipo de enlace malicioso y accede sólo a las aplicaciones desde las tiendas oficiales de los fabricantes o desde sus páginas web.

NO DESCUIDES LAS FORMAS TRADICIONALES DE AMISTAD

   Muchos amigos han dejado de serlo por confiar demasiado en las redes sociales a la hora de interactuar. “No respondiste a mi mensaje en Twitter”, “No pinchaste en ‘Me gusta’ en la foto de mis vacaciones” y argumentos similares han dado al traste con años de amistad en el mundo real. Las redes sociales son un instrumento muy valioso de comunicación pero no el único ni, tal vez, el más importante, por lo que mantener las relaciones tradicionales es fundamental para no perder a los amigos.

 

fuente: http://www.universocanario.com/ciencia-tecnologia/redes-sociales/facebook/amistad/336403

 

 

15 cosas que la mayoría hace en las redes sociales y que podrían costarles el puesto de trabajo

En los perfiles de las redes sociales la mayoría de personas publican las opiniones que desea ya sea texto o fotografías porque son personales. Pero también considere que sus perfiles en las redes son consultados por los departamentos de recursos humanos para conocer mejor a quién están contratando y para saber cómo habla de la empresa.

Actividades ilegales: fotos o vídeos en los que salga haciendo cosas que no debe, a veces incluso cosas ilegales.

Insultos y alcoholismo: aparecer en su perfil de Facebook bebiendo alcohol en grandes cantidades, hablando de las borracheras o insultando a la gente que no le agrada no es bueno para la idea que se puedan hacer sus futuros entrevistadores sobre usted.

Mala gramática: si escribe mal en las redes sociales, estará demostrando que no presta atención a los detalles y que tiene poco interés en las cosas que escribe y que le cuenta a los demás.

 

Mentir sobre la experiencia: entre lo que cuenta en su perfil de LinkedIn y lo que cuenta en su currículum en papel, ya que puede indicar que está mintiendo.

Fotos desnudo: desnudarse en público muestra confianza en sí mismo, pero esta confianza puede dar lugar a que los entrevistadores piensen que es egocéntrico y, cuando el trabajo en equipo es lo más importante, los egos no ayudan.

 

Falta de presencia en redes: no tener perfiles en las redes sociales puede dar a entender a las empresas que es muy introvertido o que no conoce las nuevas tecnologías.

Comportamiento obsceno: debe bloquear álbumes de fotos en los que puede salir alguna imagen comprometedora.

redes-sociales-y-trabajo

Sus fotos de fiesta el día que está de baja: si le etiquetan en una foto en la que sale con sus amigos en un bar el día que pidió libre por estar enfermo, implica que ha perdido toda la confianza que podía tener la empresa en usted.

Quejarse del trabajo: si no le gusta su trabajo, no lo diga en las redes. Buscar información referida a una compañía o a una persona es muy fácil con las herramientas que ya existen y ver a los empleados hablar sobre una futura entrevista de trabajo en otro sitio no ayuda para que piensen bien de nosotros.

Atacar a sus jefes anteriores: hablar mal de un antiguo jefe es como hablar mal de una ex pareja cuando ya se tiene otra: no tiene sentido hacerlo y puede querer decirle al nuevo jefe que también lo va a hacer de él. Una persona rencorosa no es bien recibida en una empresa.

Compartir secretos de la empresa: la confianza que las empresas ponen en sus empleados es muy grande y debería ser tenida en cuenta. Cuando una empresa quiera que los demás sepan algo, lo harán ellos mismos y con una estrategia y unas razones determinadas.

Muestras de odio: ser racista, homófono o despreciar otras religiones es algo que nadie quiere ver, a menos que piensen igual. Las empresas tienen unos valores y un compromiso con la sociedad y no pueden dejar que este tipo de comentarios sean vinculados con su nombre ni con su trabajo.

Publicar informaciones falsas: publicar insultos sobre otras personas y hablar mal de ellas, al igual que decir algo que no es verdad o sacar conclusiones precipitadas habla mal de su imagen.

Falta de compromiso: si trabaja en un departamento que exija conseguir el compromiso de los clientes, debe trabajar sus perfiles de la misma manera.

Los errores del pasado: Hablar de ellos con naturalidad, sin ocultarlos, y hacer saber que no van a repetirse y comprometerse a ello le dará un punto a favor siempre que su actitud en el trabajo y en las redes que frecuenta vayan acorde.

 

fuente: http://televicentro.hn/nota/2014/7/31/15-cosas-que-la-mayor%C3%ADa-hace-en-las-redes-sociales-y-que-podr%C3%ADan-costarles-el-puesto-de-trabajo

 

 

¿Se puede controlar lo que publican los empleados en sus redes sociales?

Con la frontera entre vida personal y profesional cada vez más difusa debido al uso de las nuevas tecnologías, surgen dudas sobre hasta qué punto pueden las empresas influir en lo que sus empleados escriben en internet.

Redes-sociales-empleados
Las redes sociales forman ya parte del mundo empresarial. Muchas compañías las utilizan para potenciar su marca, darse a conocer o incentivar la venta de sus productos. Otras se sirven de estos perfiles digitales durante los procesos de selección de personal. En definitiva, las empresas son conscientes de la importancia que puede tener para su imagen todo lo que se diga de ellas en la red y, por ello, cada vez son más las que se plantean hasta qué punto pueden controlar lo que sus trabajadores publican.Aunque la mayoría de los particulares utiliza herramientas como Twitter o Facebook para cuestiones de ámbito privado, es cierto que la separación con lo laboral está cada vez menos clara. Sin embargo, las empresas deben evitar caer en el acoso a sus empleados en las redes sociales. Lo recomendable es establecer códigos de conducta en internet y propiciar su uso entre la plantilla para evitar situaciones desagradables a ambas partes.

En primer lugar, hay que hacer que los empleados sean conscientes de la repercusión que pueden tener sus palabras y actividades en la red, dado el gran número de usuarios que tienen acceso a esa información y a que todo lo que se hace en los medios digitales queda registrado y es difícil eliminar su huella.

También es conveniente recordarles la importancia de la confidencialidad sobre las actividades de su empresa y sus relaciones con terceros como socios o proveedores. Cuando este tipo de premisas se violan, es posible emprender acciones legales.

Entre las recomendaciones que los expertos en social media incluyen habitualmente en este tipo de códigos está la de especificar siempre que se habla desde un punto de vista personal a la hora de opinar, dejando a un lado la empresa en la que se trabaja.

En cualquier caso, no se debe buscar que los trabajadores empleen sus redes personales para hacer promoción de la compañía. Hay que limitarse a promover un uso responsable de las mismas.

 

fuente: https://es.santanderadvance.com/detalle-noticia/se-puede-controlar-lo-que-publican-los-empleados-en-sus-redes-sociales.html

 

 

Evolución del Marketing 1.0 al Marketing 3.0

Como ha sucedido en épocas anteriores, el marketing 3.0 surge por que se han producido importantes cambios en la sociedad y la consiguiente evolución de los seres humanos con el llamado efecto “new wave”. Menciono seres humanos y no consumidores por que estamos ya en una época que las empresas deben tratar a personas con inquietudes y valores preocupados por el mundo que viven. Antes de entrar en el marketing 3.0, vamos a repasar el marketing 1.0 y marketing 2.0.

Marketing 1.0

El marketing 1.0 se centraba única y exclusivamente en el producto, vender al precio más alto y con el mínimo coste. Se trataba de una comunicación unidireccional y en medios tradicionales, por lo que pronto se vería desbancado por la relación empresa-cliente, buscando la implicación por parte de los clientes a la hora de confeccionar sus productos.

Marketing 2.0

Con la evolución del consumidor y como consecuencia de las técnicas de comunicación e información, nació el marketing 2.0 tratando al cliente y a lafidelización del mismo como el centro del universo, desarrollando productos ajustandolos a las necesidades y buscando, por tanto, la implicación de los consumidores. Este concepto se esta quedando algo anitguo ya que las personas están comprando productos de empresas que tengan sus mismo valores e ideas, que es la base para entender el Marketing 3.0.

Marketing 3.0

En la actualidad, el marketing 3.0 se centra en las personas como seres humanos: con la mente, el corazón y el alma. Personas con ideas, principios,etc., que quieren ver reflejado sus valores en las empresas donde compran los productos. Por tanto, está encaminado a satisfacer las necesidades de las personas con una base medioambiental y social considerable, utilizando las herramientas del efecto llamado “New Wave”, que son: el Portatil, Móvil, Internet y Social Media.

Para aplicar el marketing 3.0 de una manera efectiva, hay que:

– Enunciar beneficios y ventajas, no las características de los productos.

– Desarrollar la oferta solo exclusivamente para tu público objetivo.

– Hacer partícipe a las personas, tanto internas como externas.

 Crear productos con conciencia social y medioambietal.

– Analizar el retorno de la inversión.

Redes Sociales

Constituyen una potente arma de comunicación que cada día es utilizada por más y más gente y es una parte muy importante del marketing 3.0. Hemos pasado de la época en la que las marcas tenían el poder absoluto a, hoy en día, en el que los clientes son los que compran, prescriben, los que se encargan de alabar un producto o bien desprestigiarlo. Ahora, el boca a boca, se expande como una comunidad sin fin alguno: amigos, amigos de amigos, etc. buscando la sugerencia de un amigo y el precio más barato. Esto último, está creciendo a unos ritmos vertiginosos de manera estable, lo conocido como el showrooming, que consiste en echar un vistazo en la tienda física, probarse la prenda, asegurarse de la talla, color, etc. y buscar en Internet el precio más barato.

 

Fuente: http://www.clic.es/blogs/cursos-de-idiomas/2014/07/29/evolucion-del-marketing-1-0-al-marketing-3-0/

 

Un error muy común de los Community Manager

Un error muy común de los Community Manager

 
Con la expansión de las redes sociales el trabajo de Community Manager se ha convertido en un perfil indispensable para toda empresa que se lo pueda permitir. Los ‘Community’ en muchas ocasiones comparten su trabajo entre varias empresas y en el mejor de los casos trabaja en exclusividad para una sola, algo que no evita que tenga sus propios perfiles personales. Gestionar varias cuentas sociales a la vez puede suponer un peligro ya que el error humano de publicar algo en la cuenta equivocada está siempre presente. Ejemplos los tenemos todos los días pero aquí os dejo uno de los más recientes de El Diario de Sevilla durante la celebración del Mundial de Fútbol de Brasil. Evidentemente se trataba de un error en la publicación del tweet que fue eliminado al poco tiempo de aparecer. Por mucha prisa que nos demos en borrar algo así, siempre existe algún avispado que saca un ‘pantallazo’ como trofeo y lo publica como regocijo del personal presente.

Este tipo de errores suele deberse al uso de programas como Hootsuite que nos permiten la gestión de múltiples cuentas sociales a la vez, algo muy útil y que nosotros recomendamos, pero a la vez puede generarnos distintos dolores de cabeza. Varios de estos programas ofrecen distintas alternativas de seguridad para proteger ciertos perfiles sensibles.

 

Éste es el caso de los perfiles seguros de Hootsuite que nos piden una confirmación adicional a la hora de publicar. Cuantas más medidas de seguridad podamos tener para evitar errores como el que os hemos mostrado, mejor. En muchas ocasiones son solo una anécdota pero en muchas otras se pueden convertir en auténticos conflictos diplomáticos.

Un único consejo si controlas varias cuentas sociales a la vez: Nunca publicas sin asegurarte de la cuenta que estás usando.

 
Fuente: http://blog.arqweb.es/2014/07/error-comun-community-manager.html